¡Consigue una piel bronceada de una forma más sana y natural!

Bronceado natural con Nahroderm

¡Consigue una piel bronceada de una forma más sana y natural!

El verano ya casi está aquí y con él viene el deseo de lucir un bronceado perfecto en la playa o la piscina.

Seguramente ya sabes como broncearte, pero posiblemente no sepas las respuestas a ciertas preguntas asociadas al bronceado. ¿Porqué me he quemado tan fácil? ¿Porqué no consigo broncearme? ¿Porqué mi bronceado no dura casi nada?

Estas son algunas de las situaciones que te explicaremos como evitar en este artículo.

¡Empecemos!

 

¿Porqué me he quemado tan fácil?

La luz del sol que llega a la tierra está formada por rayos visibles e invisibles. Entre ellos encontramos la radiación ultravioleta o UV, que es la causa del bronceado de la piel.

Cuando nos exponemos a esta radiación, nuestra piel produce la melanina gracias a los melanocitos presentes en la epidermis. Esta melanina sirve para proteger a la piel de la radiación ultravioleta y es la razón de la pigmentación oscura que otorga la apariencia bronceada a la piel.

Entonces, ¿significa que el bronceado es una señal de agresión en la piel?

Efectivamente, por ello es recomendable proteger la piel de forma adecuada utilizando cremas solares con el factor de protección adecuado a ti tipo de piel.

Además, es importante exponerse al sol de forma responsable ya que no todas las pieles tienen la misma respuesta para producir la melanina.

Por ejemplo, una persona de piel clara no llega a producir la misma cantidad de melanina que alguien con una piel más morena. Por ello, buscar la misma cantidad de bronceado aumenta considerablemente la cantidad de daño acumulado en la piel.

Por eso, es imprescindible conocer tu piel para limitar la exposición solar según sus características y así evitar las quemaduras solares.

 

¿Porqué no consigo broncearme?

Como hemos comentado anteriormente, el bronceado depende de la capacidad de producción de melanina de la piel y varía según los fototipos de piel.

Por otro lado, la producción de melanina está influenciada directamente por factores como la alimentación.

Algunos de los alimentos que ayudan a la producción de melanina son:

Zanahorias y tomates: la zanahoria es el alimento clásico para “ponerse moreno” gracias a su alto contenido en betacaroteno. Esta sustancia interviene directamente en la producción de la melanina y por ello está recomendada en la alimentación para mejorar la respuesta de la piel a la exposición solar. Por su lado, el tomate es un versátil alimento con un buen contenido en betacarotenos

Pescados: el pescado azulm como el salmón, es muy recomendado para proteger la piel de la radiación solar debido a su elevado contenido en vitamina D. Por otro lado, el atún es una fuente de vitamina E, un potente antioxidante que protege las células frente al daño oxidativo causado por los radicales libres.

Al incluir estos alimentos en tu dieta, tu piel tendrá los compuestos necesarios para mejorar la producción de melanina y así conseguir un bronceado más rápido.

 

Cómo preparar la piel para el verano

La preparación para la temporada veraniega es más importante de lo que se piensa. Si se realiza de forma adecuada, nos ayudará a preparar la piel de cara a la exposición solar para evitar sus efectos nocivos y permitirnos disfrutarla de una forma más segura.

Para ello te recomendamos el Nahroderm: un complemento alimenticio con licopeno, betacaroteno y levadura de cerveza pensado para aportar a tu piel los nutrientes y vitaminas necesarias para mantenerla sana y lista para la exposición solar.

Gracias a su completa fórmula con vitamina E protege la piel de los radicales libre y estimula su regeneración para combatir las manchas y las arrugas generados por la exposición solar.

Recomendamos empezar a tomarlo mínimo un mes antes de la exposición solar intensiva y de esta forma tu piel estará lista para protegerse del sol y podrá generar un dorado y duradero bronceado.

Compartir