Vence la apatía y el estado de ánimo bajo

Apatía y estado de ánimo bajo

Vence la apatía y el estado de ánimo bajo

¿Qué es la apatía?

Todos hemos sentido alguna vez desmotivación, poco entusiasmo y desgana, sobre todo cuando nos encontramos agotados o pasando por momentos de estrés. Por ejemplo, cuando sentimos el hastío de la monotonía, o alguna actividad realmente no nos estimula. Este malestar es algo normal y, en principio, pasajero, que se conoce como apatía.

Cuando este estado de ánimo se vuelve habitual, puede convertirse en una condición paralizante.

Entonces la persona deja de sentir interés hacia aspectos de la vida que antes sí le entusiasmaban, empieza a sentir indiferencia hacia todo lo que le rodea, una desconexión que le impide relacionarse con los demás adecuadamente. Este estado anímico bajo afecta a nivel cognitivo, afectivo, emocional, social, e incluso académico y profesional.

 

Cómo identificar el estado de ánimo apático

La apatía está caracterizada por un estado de ánimo bajo, desmotivación y tristeza. Es una patología que afecta en distintos ámbitos a la persona:

Estado anímico: se observan síntomas como abatimiento, desgano, irritabilidad, nerviosismo y cansancio.

Ámbito emocional: incapacidad de sentir emociones, que puede generar insensibilidad e indiferencia ante los problemas y sentimientos de las demás personas.

Conducta: la persona no demuestra interés por actividades que antes realizaba normalmente. De hecho, evitará hacer todo aquello que le suponga un esfuerzo.

Nivel cognitivo: al individuo apático le cuesta centrar su atención, concentrarse, y retener datos o información. La apatía produce un estado de letargo y distorsiona la forma en que percibimos la realidad.

 

Causas de la apatía

Este trastorno no tiene un origen único, sino que puede ser causado por diversos factores:

Orgánicos: anemia, sistema inmunitario débil o bajas defensas, falta de sueño, falta de ejercicio, algunos tipos de infecciones, problemas en el sistema límbico y la corteza cerebral frontal, hipertiroidismo, lesiones cerebrales, Parkinson, consumo de drogas y algunos tipos de antidepresivos.

Psicológicos: trastorno bipolar, depresión, trastorno de ansiedad generalizada, trastorno de estrés postraumático.

Ambientales: personas sometidas a estímulos estresantes o entornos donde no hay estímulos positivos; vivir o trabajar en escenarios poco atractivos.

 

Combate la apatía

Una vez que hayamos descartado la presencia de algún problema físico, lo primero que debemos hacer para combatir la apatía es cambiar nuestra forma de pensar. Recordemos que este estado de ánimo puede alterar nuestra percepción de las cosas, por lo que es importante trabajar en nuestro enfoque e ir incorporando gradualmente nuevos hábitos que nos hagan sentir entusiasmo de nuevo.

Cambia tu estilo de vida

  • Haz ejercicio: aunque al comienzo suele costar, hacer ejercicio ayuda a mejorar tu ánimo, te hace sentir motivado y disminuye los niveles de ansiedad.
  • Mantén una dieta equilibrada: ingiere diariamente alimentos que te aporten todas las vitaminas y nutrientes necesarios. Por ahora, evita aquellos que contengan azúcar refinada y carbohidratos simples.
  • Gestiona tu tiempo: establece horarios, plantéate metas a corto plazo y elabora un plan de acción para cumplirlas.
  • Dile no al estrés: evita los factores estresantes y aprende técnicas como la respiración consciente, yoga, ejercicios de relajación y meditación.
  • Dedica tiempo para ti: todos los días tómate unos minutos para relajarte y desconectar.
  • No te aísles: sal de casa, haz planes con tus amigos y rodéate de las personas que te quieren.
  • Piensa en positivo y rodéate de gente positiva.
  • Ponte en contacto con la naturaleza.
  • Inspírate: lee un libro, mira una película, escucha música que te guste, podcasts, etc. Prueba actividades creativas como pintar o escribir.

 

Ayudas naturales

Como tratamiento para combatir la apatía, en Nahrin contamos con las Cápsulas naturales de Rhodiola Rosea, una planta adaptógena que posee grandes beneficios para tratar de forma natural y eficaz, casos de estrés, ansiedad o depresión.

Es la opción más natural, junto a un estilo de vida saludable, para prevenir estados de ansiedad o depresión severa, y evitar llegar a tratamientos médicos con fármacos de prescripción.

También tenemos para ti Narosan Naranja, un jarabe multivitamínico enriquecido con magnesio, indicado para combatir estados de fatiga y decaimiento mental.

La naranja, la vitamina C y el betacaroteno son muy útiles para afrontar los cambios de estación, estados de estrés y nerviosismo, así como el agotamiento mental.

Toma una cucharada sopera dos o tres veces al día antes de las comidas para conseguir tu aporte completo de vitaminas.

Share this post