¿Qué es la piel atópica o dermatitis atópica y cómo tratarla?

Tratamiento para piel o dermatitis atópica

¿Qué es la piel atópica o dermatitis atópica y cómo tratarla?

¿Qué es y cómo identificar la piel atópica?

La dermatitis atópica es una enfermedad caracterizada por una sequedad muy fuerte en la piel que produce la inflamación, descamación e irritación de esta, provocando picor y disminuyendo la calidad de vida del afectado.

Esta patología de la piel es un tipo de eczema crónico que comienza en la temprana infancia y evoluciona hasta convertirse en brotes: afecta entre el 10% y 20% de los niños y en algunos casos se prolonga hasta la edad adulta (entre un 3% y 5% la seguirá padeciendo).

Aparece generalmente entre los 2 y 6 meses de edad en forma de manchas rojas en las mejillas, manos, codos y rodillas. Al cabo de unos años puede manifestarse también en la parte respiratoria como asma alérgica y rinitis, en la ocular como conjuntivitis alérgica, y en la digestiva como alergias alimenticias.

Es un trastorno que disminuye en la transición de niño a adulto, pero que no desaparece por completo.

Dermatitis atópica en adultos

¿A quién afecta la dermatitis atópica y cuáles son las causas?

Los bebes y los niños son los más afectados: el 80% de los casos de piel atópica ocurre en el primer año de vida.

En los niños la piel atópica suele observarse en la cara y en zonas de flexión como codos y rodillas, cuero cabelludo, piernas y glúteos. En los adultos aparece la dermatitis atópica en cara y cuerpo acompañada de un picor intenso y de posibles lesiones por el rascado.

Cuando la piel está extremadamente seca, se vuelve más permeable y deja de cumplir su función protectora frente a las agresiones externas, permitiendo la entrada de alérgenos presentes en ácaros, pelos y plumas de animales, polen, etcétera.

Del mismo modo al rascarse la persona, se altera la función de barrera que tiene la piel, quedando expuesta a infecciones.

La causa principal es la predisposición genética. Si uno de los padres padece de piel atópica, existe una probabilidad de un 30% de que el niño nazca con las mismas características cutáneas. Por otro lado, si ambos padres tienen este trastorno, la probabilidad aumenta a un 70%.

Según estudios realizados, las mujeres tienen una mayor propensión de ser afectadas por la dermatitis atópica, así como los niños de madres de mayor edad.

Existen alérgenos alimentarios como la leche de vaca, el huevo, los mariscos, que desencadenan ataques de eczema. También los productos químicos aplicados en la piel, el calor o la transpiración, pueden generar estos episodios.

Otros factores que agravan esta condición son:

  • Alergia al alcohol.
  • Hábitos de vida desfavorables como el estrés emocional y sueño insuficiente.
  • Factores ambientales como la contaminación.
  • Materiales de ropa como lana y nylon.
  • Los perfumes y lociones de jabones.
  • Exposición al tabaco, que es un agente irritante.

 

Prevención para la dermatitis atópica

Este trastorno no se puede prevenir ya que es causado principalmente por una predisposición genética, pero sí se puede controlar combatiendo los Cómo prevenir la piel atópicafactores que lo agravan:

  • Actuar lo antes posible e interrumpir su progreso durante la etapa de xerosis preatópica en lactantes de riesgo (‘xerosis’ es el término médico para ‘piel seca’).
  • Realizar duchas de menos de 10 minutos y bañarse con agua templada.
  • Secarse con cuidado después de lavarse o bañarse, evitando frotarse.
  • Evitar temperaturas extremas: ni muy frías, ni muy calientes.
  • Evitar alimentos con alérgenos, animales domésticos y el polvo.
  • Cortar las uñas a niños para evitar el rascado; los adultos pueden usar guantes de algodón a la hora de dormir.
  • Evitar detergentes al lavar la ropa. Lava la ropa nueva para eliminar residuos que pudieron haber sido usados en su fabricación.
  • Elimine los jabones ordinarios, cuanto más natural y neutro, mejor.
  • Aplicar cremas y emolientes en la piel varias veces al día para favorecer su hidratación.
  • Llevar una dieta equilibrada: evita productos como huevos, frutos secos y lácteos, y excitantes como la cafeína y la teína.
  • Hacer yoga y meditar; llevar una vida tranquila, evitando situaciones estresantes.
  • Ejercítese regularmente, pero evite la sudoración excesiva en verano.

 

Cómo tratar la piel atópica

En Nahrin hemos desarrollado la Crema de Caléndula, ideal para el tratamiento de problemas de la piel como la dermatitis atópica gracias a las propiedades de la caléndula. Debido a su cuidada composición, tiene un alto poder calmante y cicatrizante.

Cuenta con ingredientes naturales como la caléndula, almendras dulces y malva (que poseen propiedades emolientes, hidratantes y suavizantes), el saúco, la equinácea y el aloe vera (propiedades antinflamatorias y cicatrizantes), así como la vitamina E (antioxidante que asegura un buen funcionamiento de los tejidos y mejora la circulación de la sangre).

Para el máximo efecto, se recomienda su aplicación en la zona afectada después de cada lavado.

Compartir esta publicacion