Estos dos prodigiosos condimentos naturales poseen importantes beneficios medicinales que al combinarse entre sí se multiplican y magnifican. El té de jengibre y cúrcuma es una bebida terapéutica que integra ambos ingredientes a la perfección, consiguiendo un agradable sabor para el paladar y siendo  absolutamente recomendable para mantener un buen estado de salud por sus grandes efectos nutricionales y capacidad curativa.

Los ingredientes:

Extracto de raíz de cúrcuma

Tiene tantas propiedades que es denominada como  “la especia de la longevidad” por sus grandes beneficios para la salud. La curcumina tiene uno de los valores ORAC más elevados y como en las cápsulas de cúrcuma, NAHRIN usa una materia prima que tiene una biodisponibilidad 40 veces superior a la del extracto de cúrcuma tradicional.

Es un gran antioxidante, tiene un efecto positivo en la digestión y la producción de ácido biliar y son bien reconocidos sus efectos anti-inflamatorios, revitalizantes y purificantes. Reduce la degeneración ósea y fortalece al sistema inmunológico, resultando también muy eficaz en tratamientos anti-depresivos leves.

Jengibre

Esta raíz contiene aceites esenciales y sustancias picantes responsables de su olor  aromático y su sabor picante. El jengibre estimula la digestión y el metabolismo, refuerza y tonifica el aparato digestivo, estimula el apetito y la circulación y ayuda a entrar en calor. Es un remedio natural contra las náuseas y el mareo.

Vitamina C

Gran antioxidante, muy importante para el metabolismo y aumentar las defensas naturales del organismo. La vitamina C protege los componentes celulares de los órganos,  así como otras vitaminas y proteínas, de los radicales libres. Estimula la absorción de hierro, activa la producción de ácido fólico y la desintoxicación del hígado.

Hierba limón y Ácido cítrico

Esta hierba, procede de una planta tipo junco que contiene citral, el componente aromático de la piel de limón y que aporta el aroma fresco y cítrico
sin ácidos intensos y que además ayuda a evitar flatulencias. El ácido cítrico proporciona un toque de frescura al sabor del té.

 

Beneficios de la cúrcuma y jengibre:

– Refuerza y potencia el sistema inmunitario.

– Regulariza las funciones metabólicas.

– Disminuye el cansancio y la fatiga.

– Promueve la buena salud del corazón.

– Produce efectos anti-inflamatorios.

– Estimula la actividad neuronal y aumenta la concentración.

– Protege las células frente al daño oxidativo por su gran poder antioxidante.

– Promueve la creación de nuevas células evitando el envejecimiento prematuro.

– Tiene propiedades antibacterianas que protegen de posibles infecciones.

– Ayuda a la digestión y al buen funcionamiento del aparato digestivo.

– Influye en el tratamiento y la cura de resfriados comunes y gripes.

– Produce efectos calmantes en dolencias tipo reumáticas o artrosis.

– Es la bebida adecuada para desintoxicar el organismo y llevar una vida más sana.

– Ideal como bebida refrescante en verano o caliente en invierno.

– Es una opción perfecta para una dieta baja en calorías y libre de azúcar.

– Refresco o té ideal para toda la familia por sus componentes naturales.

– Cómoda de preparar, puede llevarse fácilmente y tomar en cualquier parte.