Colesterol: tipos, riesgos y cómo reducirlo

Cómo reducir el colesterol de forma natural

Colesterol: tipos, riesgos y cómo reducirlo

¿Qué es el colesterol exactamente?

El colesterol es una sustancia cerosa similar a la grasa que se encuentra en la sangre y en todas las células del cuerpo.

Es esencial para la vida, ya que nuestro organismo lo necesita para poder formar células sanas y producir hormonas, vitamina D y sustancias como los ácidos biliares que permiten la digestión de los alimentos.

El colesterol se produce en el hígado; el cuerpo ya produce por sí solo todo el que necesita. El resto proviene de la dieta (principalmente de alimentos de origen animal como carne, queso y yemas de huevos) y del colesterol presente en la bilis, que es absorbido por el intestino.

 

¿El colesterol es bueno o malo?

Existen dos tipos de colesterol: uno bueno o beneficioso (HDL), y otro nocivo para la salud (LDL).

Primero, hay que saber que el colesterol se transporta junto con una proteína en la sangre. A esta combinación se le conoce como lipoproteína.

La diferencia entre un tipo y otro la va a determinar la cantidad de grasa que haya en relación a la proteína.

Colesterol HDL: del inglés «lipoproteína de alta densidad». Este es el llamado “colesterol bueno” porque contiene poca grasa y transporta el exceso de colesterol de los tejidos al hígado para su eliminación.

El colesterol HDL ayuda a prevenir la acumulación de grasa en los vasos sanguíneos (placas) y disminuye el riesgo de enfermedades del corazón.

Colesterol LDL: «lipoproteínas de baja densidad». Se le denomina “colesterol malo” porque transporta el colesterol a los tejidos para su utilización.

Un alto nivel de LDL en la sangre aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardíacas. Forma depósitos grasos en los vasos sanguíneos que crecen con el tiempo y dificultan el flujo de la sangre por las arterias.

 

Causas y riesgos del colesterol alto

Entre las causas principales tenemos algunas que no podemos cambiar (como la herencia, el sexo y la edad), y otras que sí (hábitos y estilo de vida). Veamos algunas:

  • Herencia: incluso la rapidez con la que se elimina el colesterol en la sangre viene en los genes. 1 de cada 500 familias tiene predisposición genética a experimentar altos niveles de LDL.
  • Sexo y edad: se empieza a elevar a los 20 y continúa subiendo hasta los 60 o 65 años. El LDL aumenta con la menopausia en las mujeres.
  • Dieta: entre los alimentos que elevan el LDL en la sangre están las grasas saturadas (alimentos de origen animal, chocolate y aceites vegetales como el de palma o coco), y ácidos grasos trans (alimentos elaborados en aceites y grasas hidrogenadas: frituras, alimentos procesados, azucares refinados).
  • Sobrepeso: este tiende a aumentar el colesterol LDL y a bajar el colesterol HDL o colesterol bueno.
  • Falta de actividad física: el sedentarismo y poco ejercicio disminuyen el HDL.
  • Diabetes: los niveles altos de azúcar en la sangre contribuyen a la producción de colesterol malo o LDL.
  • Fumar y beber más de lo recomendado reduce el HDL y aumenta el LDL.
  • Problemas del hígado, riñones o tiroides.
  • Medicamentos como esteroides o betabloqueantes.

Como ya hemos mencionado, tener altos los niveles de LDL aumenta el riesgo de sufrir de enfermedades cardiacas. Al tener acumulados grandes depósitos de placa en las arterias, un trozo de esta puede romperse y causar un coágulo de sangre. Si este es grande, puede suspenderse parcial o totalmente el flujo de sangre en las arterias. Este bloqueo, puede causar una angina (dolor en el pecho), un ataque al corazón, o un accidente cerebrovascular (ACV).

 

Cómo reducir el colesterol

El colesterol alto se puede prevenir y tratar de la siguiente forma:

  • Mantén un peso saludable.
  • Sigue una dieta equilibrada baja en sal y centrada en frutas, vegetales y cereales integrales.
  • Ingiere pocas grasas saturadas y más omega 3 (grasa saludable presente en pescados y en semillas como la linaza).
  • Haz ejercicio regularmente; al menos unos 30 minutos diarios.
  • Controla el estrés.
  • Evita bebidas azucaradas y reduce la ingesta de azucares.
  • No bebas ni fumes en exceso.

Para reducir el colesterol de una forma totalmente natural te recomendamos Arroz Rojo Fermentado Caps de Nahrin, que cuenta con la Monacolina K.

Te explicamos: al fermentar el arroz se produce la levadura Monascus purpureus, la cual le confiere el característico color rojo. ⁠De esta levadura se puede aislar el componente conocido como la Monacolina K, que posee una estructura química idéntica a las estatinas (los medicamentos habituales empleados para la reducción del colesterol)­.

⁠Es una «estatina natural» que posee un potente efecto inhibidor de la producción del colesterol en el organismo y que se ha utilizado⁠ en la medicina tradicional china desde hace siglos. ⁠⠀⠀⁠

Realiza una ingesta diaria de un mínimo de 10 mg Monacolina K, que encontrarás en nuestras cápsulas de arroz rojo fermentado, para asegurar sus efectos.

 

Compartir