Ya habrás oído las palabras probiótico, prebiótico, microbiota o flora intestinal, pero ¿sabes lo que significan?

Aquí vamos a repasar las razones por las que los probióticos naturales son tu aliado para mejorar la flora intestinal y así evitar problemas digestivos.

Empecemos por el principio y vayamos a conocer mejor a los probióticos.

 

¿Qué son los probióticos exactamente?

Los probióticos naturales son microorganismos vivos que componen nuestra flora intestinal o “microbiota”. Esta microbiota es un conjunto de bacterias que viven en el intestino, en una relación de simbiosis, es decir, de beneficio mutuo.

Gracias a esta asociación, las bacterias probióticas nos aportan numerosos beneficios que equilibran nuestro organismo. Hablemos ahora sobre esos numerosos beneficios.

 

Beneficios de los probióticos naturales

Como ya hemos explicado, los probióticos tienen un impacto directo en la flora intestinal que será la encargada de las digestiones y la absorción de nutrientes y minerales. Por ello, una ingesta adecuada de probióticos naturales tiene un impacto directo en nuestra salud y la respuesta inmunitaria.

Uno de los principales beneficios de los probióticos es ayudar a tener unas digestiones más ligeras y, en consecuencia, menos hinchazón o gases.

También son especialmente importantes en la asimilación de vitamina K. Esto es debido a que sin una flora intestinal adecuada es muy probable que exista un déficit de esta vitamina, como también de otras vitaminas del complejo B.

Por otro lado, los malos hábitos alimenticios, el estrés y el consumo de antibióticos son factores que afectan directamente a la flora intestinal. Los alimentos probióticos ayudan a fortalecer la flora intestinal ante estos ataques y, además, tienen la capacidad de estimular la producción de anticuerpos lo que fortalece el sistema inmune.

Una vez vista la importancia de los probióticos naturales es evidente que tenemos que introducirlos en nuestra dieta de forma regular, pero, ¿de dónde los conseguimos?

 

Lista de alimentos probióticos

Seguramente ya estés consumiendo, en mayor o menor medida, algún alimento probiótico sin saberlo.

Hay muchos alimentos que contienen diferentes cantidades de probióticos, pero los más concentrados son aquellos que han pasado por un proceso de fermentación natural.

los mejores alimentos probioticosAlgunos de los más conocidos son:

  • Yogur: Todo un clásico entre los alimentos probióticos por su contenido en Lactobacillus y Bifidusbacillus. Es importante que sea lo más natural posible, sin azúcar ni sabores artificiales.
  • Kéfir: Esta bebida, elaborada a partir de la fermentación de la leche con el hongo del “kéfir”, es rica en probióticos gracias a las bacterias que intervienen en la fermentación de la leche.
  • Kombucha: Proveniente del continente asiático, la kombucha se obtiene de un hongo del té. Este se utiliza para elaborar una rica bebida probióticos.
  • Queso: Al igual que el yogur o el kéfir, el queso en su proceso de maduración genera una multitud de bacterias probióticas.
  • Chucrut: Es una forma de conservación del repollo fermentado con lactobacillus. Este proceso también genera múltiples vitaminas y minerales
  • Chocolate negro: Es uno de lo alimentos probióticos más desconocidos. Los polifenoles del cacao ejercen un efecto probiótico que da como resultado un alimento rico en bacterias beneficiosas para el organismo.
  • Encurtidos: Los diferentes encurtidos como los pepinillos o las berenjenas encurtidas, gracias al proceso de fermentación del vinagre, adquieren una buena cantidad de bacterias probióticas.

La ingesta de estos alimentos ricos en probióticos naturales te ayudará a mantener un equilibrio en tu flora bacteriana, pero cuando hay un desequilibrio mayor que está provocando problemas, como el colon irritable, es una gran opción hacer un tratamiento de “choque” con un complemento alimenticio concentrado con probióticos.

 

¿Probióticos o prebióticos?

Seguramente hayas escuchado los dos términos, pero quizá no sepas sus diferencias. Vamos a conocerlas:

Los alimentos probióticos, como ya hemos explicado, son los que contienen bacterias que sobreviven a la digestión y, al llegar vivas al colon, ayudan a reconstruir la flora intestinal.

Por otro lado, los alimentos prebióticos son aquellos que ayudan al crecimiento de las bacterias beneficiosas. Estos carecen de bacterias vivas, pero son complementarias para las bacterias probióticas. Por ello los alimentos prebióticos trabajan en sinergia con los probióticos.

 

¿Dónde comprar probióticos naturales en cápsulas?

Para facilitar la regulación rápida y eficaz de la flora bacteriana en situaciones de alta descompensación, hemos creado el Vitaflor con una cuidada combinación de probióticos naturales.

Junto a las bacterias probióticas concentradas le hemos añadido un extracto de hinojo. Esta combinación te aportará una ayuda extra para mejorar la digestión y reducir los gases.

Gracias a este tratamiento mejorarás todo el proceso digestivo, ayudarás a fortalecer tus defensas.