>>Piel dorada y radiante completamente natural

Piel dorada y radiante completamente natural

Por |2018-10-14T17:47:27+00:00 14 octubre 2018|Dermocosmética|Sin comentarios

Piel dorada y radiante completamente natural con nahrin 

¿Cómo? Con los polvos bronceadores, una sencilla técnica que siempre funciona y un consejo: “huye de los bronceados muy oscuros”

 

 

El efecto sun kissed, o sun touched,  se impone en el mundo del maquillaje cuya clave es la frescura y la naturalidad; rostros ligeramente bronceados, muy luminosos,  y con ese aspecto de “buena cara”  que otorga la piel cuando está cuidada, mimada y descansada.

 

nahrin  se une a esta tendencia con un producto único que no sólo logra este efecto natural, sino que también consigue, gracias a sus ingredientes, una fórmula excepcional que va a cuidar de la misma manera el interior de la piel del rostro.

 

Lo revolucionario de esta fórmula son sus ingredientes, todos ellos seleccionados cuidadosamente para respetar, proteger y mantener  el equilibrio del pH de la piel; Como base, minerales naturales en forma de polvo como talco y mica que se emulsionan perfectamente enriquecidos con otros elementos orgánicos como el aguacate  que es rico en fito-esteroles y vitaminas A y E, aceite de jojoba con propiedades anti-inflamatorias que además suaviza y da flexibilidad a la piel,  aceite de girasol que proporciona una capa lipídica de protección a la vez que actúa como regenerador celular,  extracto de romero que actúa como tonificante y activador de la circulación y vitamina C.

Esta fórmula sin embargo, no  contiene aceites minerales como la parafina que impide la transpiración natural de la piel y desprende sustancia nocivas u otros conservantes químicos, fragancias alergénicas o filtros UV…etc.

 

El resultado es un compacto de polvos de sol perfecto, que da al momento este deseado aspecto sun kissed con una textura única por su jugosidad y que además se adapta a cualquier piel gracias a la versatilidad de sus dos tonos, que por otra parte permiten jugar y reproducir el bronceado natural del sol que se acentúa más en frente, nariz y pómulos.  No reseca el cutis, matifica y elimina los brillos, iluminando espléndidamente la tez con partículas ligeramente irisadas pero que sin embargo no dejan restos dorados a la vista…

Es en resumen el aliado perfecto para lucir radiante y bronceada todo el año!