Cómo evitar los daños del sol gracias a la protección solar facial

Protección solar facial UVA y UVB

Cómo evitar los daños del sol gracias a la protección solar facial

Como ya sabemos, el sol es esencial para que exista la vida en nuestro planeta, es la fuente de energía que brinda vitalidad a los seres vivos.

En dosis adecuadas, beneficia tu cuerpo que está diseñado para aprovechar los rayos solares: activa la circulación; refuerza el sistema inmunológico; reduce la tensión arterial; permite la absorción de vitamina D, clave para fijar el calcio en los huesos; mejora el estado de ánimo, etc.

Por otro lado, como veremos a continuación, en grandes cantidades, la exposición solar puede ser peligrosa para tu salud.

 

¿Cómo daña el sol a la piel sin una protección solar eficaz?

La exposición excesiva a la radiación de los rayos solares produce efectos nocivos para la salud de tu piel, mayormente la del cutis.

  • La mayor parte del envejecimiento cutáneo prematuro es causado por una alta exposición al sol, que favorece la creación de radicales libres. Aparece en forma de finas líneas y pequeñas arrugas en el rostro.
  • Cuando la radiación se combina con componentes de cosméticos tópicos o filtros solares grasos, causa la inflamación de las glándulas sebáceas produciendo acné.
  • Alergia solar originada por el efecto oxidativo de los radicales libres inducidos por los rayos ultravioletas.
  • Causa eritema solar, que es el enrojecimiento, dolor y formación de ampollas en la piel debido a la excesiva exposición al sol.
  • Tono desigual en la piel debido a la sobreestimulación de la melanina, lo cual crea manchas pequeñas y oscuras como la ‘melasma’, que aparece en zonas como el bigote o la frente.
  • La piel adquiere un tono verdoso o amarillento cuando el bronceado se evapora; es sinónimo de falta de hidratación.
  • Piel áspera y flácida.
  • Favorece la proliferación de pecas y manchas seniles.

Cómo daña tu piel el sol

 

Factores de riesgo a la exposición solar

La genética determina el contenido pigmentoso de la piel (melanina). A mayores niveles de melanina, mayor nivel de protección frente a la luz solar. Las personas con tez oscura tienen mayor cantidad de melanina en la piel, pero a pesar de esto, no están exentos de los efectos del sol: todos estamos expuestos a la radiación solar en todas las estaciones (sí, hasta en otoño e invierno).

Algunos factores de riesgos son:

  • Antecedentes familiares de cáncer de piel o melanoma.
  • Tener piel blanca, ojos claros y cabello rubio, castaño o rojizo.
  • Pasar mucho tiempo al aire libre.
  • Residir o tomar vacaciones en lugares de gran altitud o en climas tropicales o subtropicales.
  • Tener muchos lunares o pecas.
  • Tomar medicamentos que hagan que la piel sea más sensible a la luz solar, como pueden ser los antibióticos, diuréticos o hipoglucemiantes, entre otros.

 

Diferencia entre los rayos solares UVA y UVB

Los rayos solares que penetran en la superficie terrestre son conocidas como radiación ultravioleta (UV). Pueden ser de dos tipos: UVA (radiación ultravioleta A) o UVB (radiación ultravioleta B).

Los UVA tienen un tipo de onda larga y por lo tanto penetran en las capas más profundas de la piel. Como no causan dolor, generalmente pasan desapercibidos. Pero tienen efectos secundarios como manchas, alteraciones celulares, oxidación por radicales libres, alergias solares, arrugas y desgaste en la piel.

Los UBV tienen un tipo de onda corta. Son los responsables de la quemadura y enrojecimiento de la piel: señales de alarma de las células. Son dañinos y no son útiles para bronceados porque contienen una mayor radiación. Están vinculados a la alteración celular.

 

¿Cómo lograr una protección solar facial eficaz?Protección solar para pieles sensibles

Es vital que siempre tomes el sol de forma gradual y protejas tu piel tanto de los UVA como de los UVB.

Te presentamos dos productos sin conservantes químicos que te ayudarán a disfrutar del sol y sus beneficios de forma segura.

CREMA SOLAR FPS 30: contiene filtros solares UVA y UVB que protegen tu piel del daño causado por los rayos del sol. Ofrece máxima protección solar para pieles sensibles, especialmente para niños y zonas delicadas del cuerpo como cara, hombros y escote. Es resistente al agua, y sus exclusivas materias primas aportan humedad, nutrición y elasticidad a la piel.

SPRAY SOLAR FPS30: es una fórmula ligera a base de semillas de girasol y extracto de romero que protege al ADN y las células madre evitando el envejecimiento prematuro. Muy cómoda para zonas con vello y el cuero cabelludo. Fácil de aplicar y con aroma afrutado. No deja película grasa ni restos de crema. Ofrece una protección intensiva gracias a su contenido en vitamina E. Es un producto ideal para toda la familia.

MODO DE USO DE LA CREMA Y EL SPRAY: Aplicar media hora antes de tomar el sol. Repetir la aplicación cada 2 horas, luego del baño o por sudoración excesiva. (No es necesario extender el SPRAY SOLAR CLEAR FPS30).

Compartir esta publicacion