Esta cremosa sopa de setas tiene gran tradición en la cocina suiza. Para sorprender como entrante en un menú de gala o para una cena sana y rápida.

Fácil de preparar y baja en calorías (53 kcal por plato)